Se trata de un espacio que funciona en la Sede Parroquial, creado para dar respuesta a problemática de las adicciones y condiciones de vulnerabilidad. Es el centro por excelencia de prevención, que permite a través de diferentes actividades como el deporte, el arte, la cultura, los oficios, etc, medios de prevención y contención, convirtiéndose a su vez en espacios de acompañamiento para las personas con problemas de adicción y sus familias.

Curso de carpintería

Antes del pandemia funcionaban las siguientes actividades en el SUM Cura Brochero:

·         Deportivas: 3 categorías de fútbol masculino, fútbol femenino, vóley, básquet, Karate.

·         Culturales: jazz, folclore, zumba, guitarra, coro, murga, beat box, rap

·         Cursos de oficios: peluquería, confección de indumentaria, organización de eventos, panificación, pastelería, albañilería, ayudante de gasista, ayudante de electricista.

·         Microemprendimientos:  herrería, carpintería, serigrafía.

Clase de guitarra

El proyecto tiene su accionar de base en la propuesta del “Hogar de Cristo”, donde la manera de trabajar es recibiendo la vida como viene, acompañando cuerpo a cuerpo, al lado del que lo necesita. Es la primera puerta abierta hacia la comunidad, que brinda actividades concretas con el fin de generar espacios sanos donde se compartan intereses con sus pares.

Es el espacio y el tiempo desde el que se tejen los vínculos de la Familia Grande. Se recibe a la persona, se la hace parte, se atiende y se acompaña la complejidad de su vida en familia. Se va motivando a crecer como persona y en los vínculos.

Actualmente el Centro Barrial está funcionando los lunes y jueves de 16 a 21 hs, cuando las autoridades lo permitan volveremos a abrir todos los días con las actividades aprobadas por el COE.