Estos puntos de escucha y acompañamiento funcionan actualmente en las comunidades de barrio Angelelli y Villa Rivadavia. Se trata de espacios que funcionan 1 vez a la semana y son el primer paso para poder construir un centro barrial que trabaje en la contención.